3 obstáculos que te separan de llevar un estilo de vida saludable

Definitivamente una mejor alimentación y un estilo de vida consciente mejorará tu salud notablemente.  Es algo que a todos nos ha pasado por la cabeza y seguramente hasta lo has intentado ya alguna vez. Sin embargo, existen otros factores no tan evidentes, que pueden estar alejándonos de este propósito:

Falta de claridad o motivo

En el libro de Alicia en el país de la maravillas de Lewis Carroll, hay una parte donde Alicia llega a una encrucijada  y tiene una conversación  con el gato de Cheshire. Alicia le pregunta qué camino debería tomar, y él le responde, con su tono burlón, que todo depende hacia dónde quiera ir. Y si ella no lo sabe, entonces no importa el camino que escoja. Esta analogía me encanta y es perfecta para describir la importancia de tener razones detrás de una desición.

Para empezar, es necesario que identifiques  honestamente tu por qué desde un inicio, de lo contrario, vas a perder de vista hacia dónde quieres ir realmente.  Tómate unos minutos para reflexionar por ejemplo sobre la pregunta: por qué quisiera o por qué no quisiera comer más saludable? Y permite que la respuesta aflore desde tu interior. No tienes que compartirlo públicamente si no quieres, pero sí tienes que ser la primera en conocer tus razones  y aceptarlas.

Todos tenemos diferentes motivos alrededor de este tema, el principal debería de ser “por salud”, pero quizás en tu interior tienes además otros motivos que nunca has reconocido delante de nadie y/o que has puesto de lado. Cuando no tenemos claridad, es común tomar decisiones que se contraponen una a la otra y esto genera un choque entre ellas, por ejemplo:

Quiero tomarme un jugo verde todas las mañanas vs. quiero una dona de chocolate y mi café con leche para desayunar.

Algunas de los motivos no tan evidentes, pero que quizás sí pasan por tu mente podrían ser: quiero gustarle a alguien, quiero verme mejor, quiero comprarme ropa linda, quiero cerrarles la boca a los que me critican, lo hago por vanidad, por sentirme atractiva (o), para que me inviten a salir, para que no me abandonen, para tener nuevos amigos.

Sea el motivo que sea, es súper importante que tu por qué parta desde una intencion positiva hacia ti misma. Cuando tengas una claridad auténtica alrededor del por qué quieres cambiar a un estilo de vida saludable, la decision de llevarla a cabo y no renunciar a mitad del camino, se vuelve mucho más fácil.

La opinion y los consejos de otras personas

Tanto si estás pensando en cambiar a un estilo de vida saludable, ya has empezado o incluso ya llevas un camino recorrido, te habrás dado cuenta de que en el ámbito del desarollo personal y de la alimentación consciente, siempre encuentras a alguien que intenta darte mil consejos sobre lo que deberías o no deberías hacer.  Es más, si eres alguien que recién ha cambiado su estilo de vida de manera radical, apuesto que te encantaría opinar  e incluso enseñar a la otra persona para  cambiar  su situación y comience a actuar como tú.  Defiendes tus puntos de vista y proyectas tu vida sobre la del otro. Si eres tú quien está recibiendo la información puedes,  o sentirte fascinado y  no poder esperar más para empezar o por el contrario, te sientes abrumado , con ganas de terminar inmediatamente esa plática y salir corriendo de allí.

Una moneda siempre tiene dos caras: por un lado el dar consejos habla mucho de cuánto queremos ayudar al otro, queremos compartirles las experiencias, las técnicas, los pasos, vaya, todo lo que nos ha funcionado con el fin de que esa información lo beneficie.  Sin embargo existe una línea muy delgada que separa el compartir del imponer , y esta línea se rebasa cuando se dan consejos al otro sobre cómo vivir su vida, lo que tiene que hacer, sin que se nos haya preguntado o pedido y  lo más importante: la otra persona NO lo está buscando.

Sencillo: si no percibes que necesitas cambiar tu estilo de vida, no vas a buscar una solución y tampoco vas a escuchar a nadie que te muestre todas las opciones posibles, así sean las mejores. Si por el contrario, sientes que ya necesitas mirar tu vida desde otra perspectiva, una perspectiva de expansion, de amor y crecimiento personal, estarás abriéndote a muchas más posibilidades de recibir información de manera natural.

Las etiquetas

La naturaleza de la mente humana es comparar y clasificar en diferentes grupos o categorías aquello que vamos descubriendo en el mundo.  Esta tendencia es propia e inevitable en el ser humano porque es la manera en la que nuestro cerebro puede organizar la información aleatoria que todos los días nuestro cuerpo y nuestros sentidos recogen del exterior. Nuestro cerebro nos proporciona una representación organizada de la realidad, nos ayuda a establecer asociaciones entre actos y consecuencias y por ende,  hace más fácil el guiar nuestro comportamiento. Sin esta información, estaríamos actuando de manera aleatoria y completamente a ciegas.

Todos  tenemos nuestras etiquetas, aún sin saberlo. Es la percepción que los demás tienen de nosotros y viceversa. Algunas son muy positivas y nos las hemos ganado a pulso. Pero cuando se comienza a formar una opinion de alguien, poco objetiva, sin tener en cuenta toda la información disponible del entorno y además partiendo de una intención negativa, pueden colgarse etiquetas muy  injustas e inmerecidas. Esto termina por llevarnos  la separación, a los prejuicios y en casos extremos al bullying o a la discriminación.

La perspectiva dentro del ámbito nutricional, del desarrollo personal y del deporte no es la excepción. En estos temas las opiniones son amplias y variadas. No hay una regla general, y lo que le sirve a uno no necesariamente sirve para todos.  Cuando colgamos o adoptamos una etiqueta, estamos renunciando a esa capacidad propia de percibir al otro y no nos permitimos  ver su evolución. Si escuchas a alguien decir “soy paleo”, “ es vegetariano”,  “soy flexitariana”, “soy runner”, “soy yogi”, “es budista”, “es un histérico”, “es obsesivo” …” o lo que tu quieras, haz un alto y evita dejarte guiar por las etiquetas que ya lleve la persona. Dirige tu interés y energía en aprender por tu cuenta un poco más de eso que te ha llamado la atención y haz un esfuerzo en descubir al otro desde tu propia capacidad de percepción.

Los seres humanos recargamos energía simplemente comiendo comida real, bebiendo agua, moviendo el cuerpo y descansando y de ahí surgen muchas variaciones. Como en todo, cada variante tiene pros y contras, pero estar informado te va a ayudar a tomar mejores decisiones en base a lo que se sienta bien para ti.

Te deseo mucha salud, amor propio y plenitud.

Melisa

sin comentarios
Comenta ahora

Ingresa tus datos para enviar
tu regalo al correo que me indiques

¡  R E C I B E    U N    R E G A L O    D E    B I E N V E N I D A  !

LAS CLAVES DE LA ALIMENTACION CONSCIENTE

Una mini-guía que te ayudará a empezar un estilo de vida holístico

  ¡Incluye 5 recetas saludables y fáciles para personas con poco tiempo!
close-link

Únete a la lista de correo

y recibe contenido que no publico en el blog, consejos, novedades ¡y una que otra sorpresa!
Give it a try, you can unsubscribe anytime.