¿Por qué todo el mundo habla de llevar una vida saludable?

La respuesta del por qué todo mundo habla de llevar una vida saludable es simple y te cuento en esta entrada. Seguramente ya habrás observado que últimamente el tema de llevar una vida saludable está en boca de todos. Y la verdad es que no es para sorprenderse. Antes el comer en abundancia era considerado como opulencia, como un lujo, denotaba poder adquisitivo, vaya era una señal de que te iba bien. Para las abuelitas era el mejor indicador de la salud de un miembro de la familia. O sea que si estabas gordito y rebozante  significaba: comías bien, te iba bien económicamente y además gozabas de una salud envidiable. Hoy pareciera que los papeles se han invertido.  Uno comienza a mirar alrededor y se da cuenta de que aunque el índice de desnutrición ha disminuido, hay otro tipo de malestares evidentes como la falta de energía, falta de concentración, disminución del rendimiento físico, problemas digestivos, insomnia, fatiga, inflamación, retención de líquidos, por mencionar algunas.

Se habla de ser «saludable»

La lista continua más allá de estos malestares “menores”: el índice de obesidad, los problemas reproductivos, niveles de glucosa, colesterol, triglicéridos, y enfermedades cardiovasculares han aumentado considerablemente en los últimos años en todas las clases sociales. No solo eso, llega un punto donde te das cuenta de que dependes de medicamentos o cirugías para conservar la salud. En general, pareciera que  la salud de la población disminuye y el costo de la salud incrementa. De ahí que escuches y veas por todos lados que se habla de ser “saludable”.

También es común ver iniciativas privadas, gubernamentales, de todo tipo y en todo el mundo, a favor del cambio en el estilo de vida. Con toda la ola actual de información en Internet es muy fácil opinar que si de verdad los productos fuesen tan malos, ni la industria los vendería abiertamente al público ni las autoridades competentes lo permitirían.

Todo parte de una decisión

¿Has llegado al punto donde pones en tela de juicio a la industria y al gobierno de permitir que la oferta de productos ultraprocesados lleguen al consumidor final y peor aún al público infantil? Nuestros papás no nos enseñaron cómo cuidar nuestra salud. No nos enseñaron que en cualquier comercio estamos expuestos a este tipo de productos, que existen conspiraciones que arruinan nuestra salud, que a la industria les conviene que estemos enfermos. En fin, entramos en el modo de queja y victimismo, señalando al exterior.

¿Te digo una cosa? También la oferta de alcohol y cigarro está aprobada y regulada y existe porque claramente hay una demanda de estos productos. Ellos nos están dando lo que nosotros como consumidores estamos pidiendo, aunque todo el mundo sabe que no son precisamente lo mejor para nuestra salud, ¿cierto?

No hay que malentender, no estoy diciendo que las practicas que se llevan a cabo son las mejores, también tienen una gran parte de responsabilidad, pero mi intención es hacer que te des cuenta que todo parte de una decisión, no porque la industria cambie y lo ponga a nuestra disposición significa que vas a consumir todo cual china libre: la cantidad de  alcohol y cafeína es tu decision, fumar es tu decision, así pues consumir alimentos ultraprocesados, el tomar agua, el hacer ejercicio poco, mucho o nada, y lo que pones en tu plato, también es tu decision.

Creencias alrededor de nuestro bienestar

Te pongo este escenario con la intención de que te des cuenta de que la salud es nuestra propia responsabilidad y hay que tomarla así tal cual es. Si tienes hijos es aún más importante porque los niños no pueden decidir sobre la suya y aprenden de las conductas del adulto. En lo personal, también yo pasé muchas veces por este proceso de decir: no tengo tiempo, no puedo cocinar todos los días, me sale más barato, a qué hora si paso todo el día en la oficina o en la universidad, es lo que hay, como lo que sea con tal de matar el hambre, qué tanto es tantito, en fin y quiero decirte que es normal que utilicemos este tipo de, a mi parecer excusas, como una defensa mental. Todos tenemos ciertas creencias alrededor de nuestro bienestar.

TU salud es primero

Aunque cualquier profesional de la salud te recomiende cambiar hábitos, nadie va a darle seguimiento a ver si lo estás haciendo o no. El principal afectado si tu salud se ve mermada por ello eres TÚ, si destinas una gran parte de tu presupuesto en consumir productos hoy que a la larga van a afectar tu salud o la de tu familia te afecta a TÍ. A eso súmale más dinero del presupuesto familiar para costear los gastos de la enfermedad. En fin, por donde lo quieras ver, TÚ sigues siendo el afectado, no tus padres, no el profesional médico, no la industria, no el gobierno,  TÚ.

Este es el tipo de concepto de salud que quiero compartirte con mi mensaje. Tu salud es primero y un requisito fundamental para nuestra vida. Si no hay salud no puedes ir a trabajar. No puedes hacer lo que te gusta. No puedes cuidar a tu familia. No puedes cumplir con tus actividades u obligaciones del día. No puedes lograr tus metas. Aunque actualmente padezcas una que otra cosita, siéntete afortunado si ahora gozas de una buena salud. Hoy en día la esperanza de vida es más larga así que todas las pequeñas acciones que hagamos desde ahora van a beneficiarnos también a largo plazo. No importa dónde estés parado en este momento. Siempre es un buen momento para tomar las riendas.

Empieza a trabajar en tus hábitos positivos

Creéme, los hábitos positivos se trabajan igual que los hábitos negativos, solo que los últimos tienen una gratificación instantánea y a la larga se instalan en forma de enfermedad, por esto puedo decirte que es posible conservar la salud.

Mi intención aquí no es regañarte o imponerte algo, sino más bien poder ayudarte a cambiar tu forma de ver tu salud. Tu salud y tu cuerpo te pertenecen, eres responsable de lo que te pasa a ti.

Si cada uno de nosotros puede hacerse consciente de su salud, por ende, la relación de oferta va a cambiar porque es lo que nosotros como consumidores vamos a demandar con cada compra. Todos estos son conceptos que ya uno conoce desde tiempos milenarios y que estaría muy bien empezar a desempolvarlos.

Si bien es cierto que nadie tiene la vida comprada y que nadie está excento de una enfermedad, grábate bien esto: la salud es algo BASICO, la salud es PRIMERO, es TU derecho y también es TU responsabilidad.

Te deseo mucha salud, amor propio y plenitud.

Melisa

sin comentarios
Comenta ahora

Ingresa tus datos para enviar
tu regalo al correo que me indiques

¡  R E C I B E    U N    R E G A L O    D E    B I E N V E N I D A  !

LAS CLAVES DE LA ALIMENTACION CONSCIENTE

Una mini-guía que te ayudará a empezar un estilo de vida holístico

  ¡Incluye 5 recetas saludables y fáciles para personas con poco tiempo!
close-link

Únete a la lista de correo

y recibe contenido que no publico en el blog, consejos, novedades ¡y una que otra sorpresa!
Give it a try, you can unsubscribe anytime.